¿Cómo se mide la madurez digital?

madruez digital de la empresa

Si no se mide no se puede mejorar, esto es de perogrullo, por tanto tenemos que empezar a buscar cómo extraer datos de eso que estamos dejando sin analizar y que posiblemente nos esté bloqueando en nuestro avance y además sea necesario para evolucionar en la transformación digital de nuestra empresa, corregir, proponer nuevas alternativas y continuar con dicha transformación.

¿Qué es lo que tenemos que medir?

  1. La visión, la estrategia y el liderazgo digital.
  2. El entendimiento de las necesidades digitales de los clientes.
  3. La oferta de productos y servicios.
  4. Las operaciones internas y externas en la forma en que trabajamos.
  5. La infraestructura tecnológica de la organización para dar soporte a los negocios digitales.
  6. El conocimiento y las destrezas digitales de las personas que trabajan en la organización.

Analicemos qué es lo que tenemos que medir dentro de cada uno de estos diferentes puntos clave

Visión, Estrategia y Liderazgo Digital

Aquí se mide el nivel en el que el equipo esté involucrado en el proceso de transformación digital, su conocimiento y predisposición en cuestiones digitales, si la compañía cuenta con una clara visión y una estrategia digital definidas por el CEO o si solamente se implementan acciones aisladas o a nivel operativo pero no estratégico que impacten en toda la organización, se mide también si se cambió el modelo de negocio de la compañía o si se adoptaron o adquirieron nuevos modelos de negocio, si tiene definido un posicionamiento digital, es decir, qué piensa de lo digital y cómo lo ve y si tiene un plan de transformación digital.

Entendimiento de las necesidades digitales de los clientes

Se mide si la compañía tiene una estrategia ‘unicanal’, es decir, que ponga al cliente en el centro y a partir de allí desarrolle nuevos canales de comercialización, si utiliza información generada por los clientes en tiempo real, tanto para ofrecerles soluciones personalizadas a partir de herramientas predictivas de comportamiento como para conocer resultados del negocio mediante analítica web, si trabajan desde la experiencia de cliente para establecer nuevos canales para relacionarse con él.

Oferta de productos y servicios

Medimos si la compañía tiene un plan de revisión y reformulación de productos y si cuenta con una estrategia de desarrollo de nuevos productos digitales o físicos.

Operaciones internas y forma en la que se trabaja

¿Trabaja la empresa en forma colaborativa integrando expertos de diferentes áreas a la hora de pensar y desarrollar iniciativas relacionadas con lo digital? ¿implementa metodologías ágiles que les permitan hacer rápidas iteraciones, es decir, repetir un proceso para alcanzar una meta deseada utilizando cada punto de llegada como punto de partida de la siguiente iteración?

La infraestructura tecnológica

Medimos si se cuenta con los conocimientos tecnológicos suficientes, si existe tecnología disponible para nuestro negocio o si hace falta desarrollarla y su grado de avance o desarrollo si existen proveedores o “partners” que puedan acompañar en el proceso. Hoy día todos los trabajadores de la compañía deberían de tener acceso a alta velocidad en internet (tanto en el trabajo como es sus domicilios) y todos contar con smartphones, midiendo el nivel de penetración de estos dos elementos podremos proponer nuevas acciones o nuevos modelo de trabajo dentro de la empresa por ejemplo el teletrabajo.

¿Generamos facturas electrónicas o estamos aún en ello desarrollando los procesos?, ¿tenemos web de la compañía?, ¿ofrecemos nuestros productos o servicios por internet y los vendemos (ecommerce)? Todo esto tenemos que medirlo también dentro de la infraestructura tecnológica de nuestra compañía. Medir los resultados de las acciones de marketing “online” y la utilización y resultados de redes sociales. Trabajar a partir de análisis de  “big data”, uso del tecnologías en la nube, incorporación de soluciones móviles, desarrollo de Internet de las cosas -IOT- y, por último, estamos implantando “bots” para la gestión de servicios al cliente a través de redes sociales, nuestra propia web, etc.

El conocimiento y las destrezas digitales de las personas que trabajan en la organización.

Medimos si son usuarios de Internet o si son creadores de Internet y de todo lo que se comparte en él, medimos el porcentaje de empleados que tienen conocimientos y habilidades digitales básicas con respecto a los que son expertos en tecnologías de la información y de la comunicación y si se cuenta con un plan de incorporación y de desarrollo de talento digital ¿estamos contratando o vamos a contratar expertos digitales que además ayuden a que el resto se adapte más rápidamente a las nuevas tecnologías?

A ti, lector, ¿se te ocurren más mediciones dentro de una compañía que completen este listado?, quieres proponer alguna o algunas para seguir completando este post? ¿Nos la cuentas?, propón las que quieras en el formulario y las incorporamos a este post.

¿QUÉ OTRAS MEDICIONES HARÍAS?