Integración del eCommerce en el Commerce

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
3 minutos

En cuanto me asignaron el proyecto mi principal pregunta fue… ¿cómo puedo adaptar el eCommerce a los procesos ya existentes? Sabía que en una organización como la nuestra, más de 1.500 personas, sería clave que nadie tuviera que aprender cosas nuevas. Pensé: “Si no hay cambios no habrá rechazo al cambio”

Afortunadamente, los workflows los tengo todos en la cabeza ya que soy el director IT desde hace muchos años y la mayor parte de ellos salieron en su día de la susodicha cabeza. La primera parte del proyecto fue definir unos “procesos parásitos” que se infiltraran en la dinámica actual de la empresa. Fue una fase dura ya que la desarrollé íntegramente subido en mi bicicleta o enfundado en mis zapatillas de correr… y eso me hizo sudar.

Recuerdo que la idea de que el eCommerce fuera un Autocentro más, con su número y todo, se me ocurrió justo llegando a la cima de Morcuera con la bala azul (mi bici). O la idea de meter en la clave de origen de los tickets una “E” a modo de virus, para luego poder medir las ventas añadidas del eCommerce fue parida en la subida de 25 kms del trail de Colmenar Viejo. Creo que el deporte de fondo es el escenario perfecto para pensar en cosas distintas al estado físico de uno mismo.

Una vez tuve claro cuál sería el punto en el que el eCommerce se infiltraría en la red actual de procesos solo tenía que diseñar un túnel, un agujero negro que transportaría los datos a otra dimensión, de la era digital a la era tradicional. Es como un viaje en el tiempo pero sin condensador de fluzo. Cómo Elvis, que muchos piensan que fue un extraterrestre con apariencia humana.

De esta forma conseguiría que el eCommerce no le tocara las narices a nadie. Sino todo lo contrario, era algo que les traería clientes sin mover un dedo.

Mis compañeros del Comité de Dirección estaban visiblemente inquietos ya que tamaña revolución no estaba teniendo ninguna repercusión mediática, o dicho de otra manera, yo estaba siendo muy hermético a la hora de proporcionar información sobre el estado del proyecto. Pasaban por delante de mi despacho y me miraban con cara de “¿qué estará haciendo?”

A falta de 3 días para el arranque en real, me preguntaron que qué tendrían que hacer el día “D” y yo respondí que NADA. El sistema lo hace todo sólo, un cliente de eCommerce compra unos neumáticos con montaje y automáticamente se conecta con la plataforma para hacer el pedido de los neumáticos hacia el centro elegido. La cita previa se incluye sola en el calendario de ordenes de Reparación del Autocentro y el pago del cliente queda registrado en la caja de cobro del mismo centro como un anticipo emitido…

A partir de ahí solo hay que hacer lo que hemos hecho toda la vida: “ATENDER LO MEJOR POSIBLE A NUESTRO CLIENTE.”

El día D-1 escribí una nota a toda la compañía contando lo anterior y el día D todo el mundo sabía lo que tenía que hacer… VENDER ¡!!!!

 

Autor: Juan A. Guerra Cámara, Director IT & eCommerce Feu Vert Ibérica Holding

Alumno Máster Dirección eCommerce

Más Posts

qué es un lead magnet

Qué es un Lead Magnet

3 minutosContenidos del post1 Qué es un Lead Magnet2 ¿Qué beneficios tiene un Lead Magnet?3 ¿Qué necesitas para crear un Lead Magnet?4

Deja una respuesta

Utilizamos cookies para mejorar en tu navegación, como todos los sitios web. Si le das al botón \"Aceptar\" podrás seguir navegando por nuestro site. Gracias de antemano.    Ver
Privacidad